SIDA

23-08-2013 - 'Unos 50.000 españoles tienen VIH y no lo saben'
El 30% de los infectados sin diagnosticar supone el 70% de los nuevos casos

Las estimaciones advierten que, en Europa, alrededor de un tercio de la población infectada por VIH está sin diagnosticar, lo que supondría aproximadamente, entre 700.000 y 900.000 personas; en España, unas 50.000. Con el objetivo de paliar esta situación, Plataforma VIH en Europa ha presentado la guía 'Enfermedades indicadoras de infección por VIH: Guía para la realización de la prueba del VIH a adultos en entornos sanitarios', en la que han participado expertos de sociedades científicas de diversas especialidades, representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro Europeo para la Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC).

Este infradiagnóstico no sólo entraña peligro para la salud individual de los propios afectados, también 'implica un importante riesgo para la salud del resto de la población', asegura Santiago Moreno, coordinador de Plataforma VIH en España. Es decir, por un lado, 'más de la mitad de los nuevos diagnósticos se hacen tarde, cuando la infección está muy avanzada y los tratamientos ya no son suficientemente eficaces'. Por otro lado, 'las personas VIH positivo que no lo saben [y por lo tanto, no tienen presente la necesidad de tomar medidas de protección] son el grupo responsable de la mayoría de las infecciones'. Un dato: 'El 30% de los infectados sin diagnosticar supone, más o menos, el 70% de los nuevos casos de VIH'.

Por estas razones, 'es necesario un abordaje' efectivo. En EEUU, por ejemplo, en 2006 se puso en marcha un plan para que todo aquel que acuda a un servicio de salud por cualquier motivo, y esté en edad sexualmente activa (15-65), se le haga un test VIH como prueba rutinaria. 'Aunque para mí, ésta sería la solución ideal', en Europa, se plantea un protocolo por el que, 'cuando un médico ve a un paciente con una serie de condiciones o enfermedades indicadoras en las que el VIH es más frecuente, realice la prueba'. Como explica el doctor Moreno, 'enfermedad indicadora de VIH es aquella en la que la prevalencia del virus es superior al 1%'.

Precisamente, la nueva guía recoge un listado completo de todas estas descripciones, para que 'los médicos, especialmente los de Atención Primaria, se familiaricen con este tema y se pueda adelantar el diagnóstico'.

Una estrategia clave

Así, por ejemplo, tener tuberculosis, herpes zóster, las plaquetas bajas, hepatitis B o C, sífilis, etc. son algunas de las razones que deberían animar al galeno a realizar una prueba de VIH. 'Este test es muy barato, más que la inmensa mayoría de los análisis de sangre rutinarios'. Tanto la evidencia clínica como los estudios de coste eficacia 'nos indican que existen beneficios importantes para diagnosticar el VIH en una etapa temprana y, por lo tanto, el diagnóstico precoz debe ser una estrategia clave para la salud pública'.

Hasta la fecha, las estrategias de evaluación han estado dirigidas a las poblaciones con mayor riesgo de contraer el VIH. Sin embargo, este nuevo enfoque se basa en la metodología desarrollada por el estudio HIDES (Indicadores de VIH en Europa- por sus siglas en inglés) que documenta los indicadores con una prevalencia mayor del 1% en el diagnóstico oculto del VIH.

A través de esta guía, 'el sistema sanitario español tiene una oportunidad única de poder controlar las cifras de la infección por VIH en nuestro país si estos indicadores se incluyen en la historia clínica del paciente. Se trata de una potente herramienta de detección de nuevos diagnósticos y de mejora de la calidad asistencial'.

Plataforma VIH ya ha contactado con las sociedades científicas para ver de qué manera se puede implantar este protocolo entre los médicos. A partir de septiembre, empezarán a reunirse con las consejerías de Sanidad de las distintas Comunidades Autónomas para encontrar la mejor manera de poner en marcha este proyecto.


Fuente:  Diario el Mundo
Enlace:  Visitar enlace

Novedades