Notas de prensa

22-03-2019 - 'MAS NOTICIAS DESDE MOZAMBIQUE'
NOTICIAS DESDE ESMABAMA UNA ORGIZ. DE BEIRA CON LA QUE TRABAJAMOS EN COMÚN

Foto

Adjuntamos una carta que nos envían a través de Proyde de la directos de la Asociación ESMABAMA, una organización que trabaja en Beira y con la cual Siloé a trabajado para temas educativos de los jóvenes del LAR.

Mozambique: 'Estoy consternado y destrozado con este escenario'

Hoy (lunes 18 de marzo) conseguí viajar desde Beira a Nampula para llegar a Maputo y así poder acceder a internet y poder actualizaros sobre los últimos sucesos que golpearon a la provincia de Sofala. Un ciclón devastador (Idai) arrasó Sofala en la noche del jueves del 14 de marzo. Desde aquel día estamos sin energía électrica, comunicaciones telefónicas, combustible, comida, agua potable, accesos a cajeros automáticos y los bancos continúan cerrados. Este ciclón ha dejado tras de si un rastro de muerte y destrucción como no existe en la memoria de este país. Las escuelas, nuestra oficina, los hospitales que permanecieron en pie se convirtieron en refugio improvisado de centenares de familias que lo perdieron todo. El tejado del hospital de Beira cayó y 5 recién nacidos e ingresados en neonatologìa fallecieron, otras 160 personas murieron en dichas instalaciones principalmente debido a la falta de energía que alimentaba las máquinas hospitalarias y por la caída parcial de la estructura del centro sanitario. No hay postes de luz en pie, los árboles tumbados bloquean las calles y ninguna tienda o mercado se encuentra operativo. Solo comimos narajas y aguacates durante 3 días y racionalizamos el agua potable.

El viento era tan fuerte que arrancó las máquinas del aire acondicionado lanzándolas hacia los tejados de alrededor. Leyendo las últimas noticias en red, compruebo ahora que los vientos llegaron a picos de 230 km/h aquella noche. Ninguna puerta o ventana resisitió la furia del agua del mar que con arena y piedras arraso todo lo que encontró a su camino. Las chapas arrancadas de los tejados se convirtieron en cuchillas y puñales que entraban dentro de las casas. Nuestros edificios se volverion piscinas y nos protegimos con colchones para no ser alcanzados por los vidrios y chapas desprendidos. La casa que alquilé en los últimos 5 años, ubicada en frente de la playa de Ponta Gea se desmoronó como una montaña de naipes quedando en pie apenas la parte trasera de la misma. Varios animales de pequeño tamaño volaron literalmente y quedaron colgados de árboles y tejados o aplastados por los escombros. Todo esto duró 20 horas hasta las 4 de la mañana. Al final fue más peligroso, el viento disminuyó por algunos minutos y después embistió con mas fuerza aun, destruyendo las últimas casas que quedaban en pie.

Al día siguiente pedí a dos de nuestros marineros que fuesen de misión a Barada (localización vecina) para conseguir alguna información, pero el viento no permitía la navegación. Entonces, pedí a uno de nuestros conductores que tomase la ruta terrestre, pero tuvo que regresar tras 40 km, porque la carretera había sido engullida y en su lugar había un lago con cocodrilos y personas presas en los árboles.

Personas que caminaron durante dos dìas hasta Beira dijeron que aldeas enteras con casas y personas desaparecieron. El Presidente de la Repùblica anuncio que en estos momentos los distritos de Buzi (Barada e Estanquinha), Chibabava (Mangunde) y Marromeu están completamente aislados. Expresó con preocupación que se esperan centenares de muertes y enfermedades derivadas de la catástrofe. Por las fotografías aéreas se observa que comienzan a circular decenas de cuerpos por los ríos Buzi y Pungue.

Durante la noche en la ciudad de Beira grupos de personas deambulan, nadie sabe si cortar los àrboles por miedo a afectar a supervivientes bajo ellos, la criminalidad esta aumentando considerablemente, habiéndose registrado ataques a personas y asaltos a casas damnificadas y abiertas.

Despues de 4 dìas, solo tengo informaciones parciales sobre el daño sufrido por nuestras misiones.

Machanga: la misión no tiene tejados y nuestros alumnos internos durmen sobre los árboles y perdimos completamente la granja de cerdos.

Estanquinha: sólo me llegaron informaciones sobre el campo agrìcola. Perdimos más de 100 toneladas de maíz (alimento destinado a la alimentacion de 4 meses de nuestro internados), todas las maquinas agricolas estan sumergidas. Una inversión de 200000 euros devorada por el agua. No tengo informaciones sobre el resto de la misión.

Magunde: parte de la escuela, internado y centro de salud están sin techo. Las comunidades vecinas están completamente inundadas.

Nuestras misión en playa de Barada: No tengo ninguna noticia y tememos lo peor.

Nuestra oficina de Beira esta prácticamente destruida, policias armados y nuestros perros guardán protegen lo que quedó desde hace 3 días.

Algunos de nuestros empleados y alumnos sufrieron heridas pero hasta ahora no tuvimos que lamentar fallecidos entre los nuestros.

Continúa lloviendo torrencialmente y se prevé que se mantenga así en los próximos días y los ríos siguen aumentando su caudal. Los países vecinos están también afectados por lluvias torreciales y seguramente abrirán las compuertas de sus pantanos para evitar las roturas, por lo que se espera aumenten las inundaciones en la zona de Sofala.

Estoy consternado y destrozado con este escenario dantesco y con el pánico reflejado en el rostro de los que ahora temen por sus vidas. Necesitamos ayuda urgente

Fabrizio Graglia

Asociación Mozambicana Esmabama-Sofala



Novedades